Skip to main content

 

El nuevo modelo traerá motores biturbo.

Porsche lanzará al mercado en diciembre una nueva generación de su modelo más emblemático, el 911 Carrera, en versiones de carrocería coupé y cabriolet. Esta nueva edición contará con nuevos motores biturbo más potentes y un chasis renovado. Además, entre sus innovaciones, se destaca la dirección en el eje trasero, una tecnología destinada a enfatizar aún más el comportamiento dinámico del modelo.
El nuevo 911 estrena motores biturbo con 20 CV más de potencia que los de la generación anterior. Así, ofrecen también una mejora de un 12% en eficiencia y se consigue que el consumo de combustible se reduzca a casi en un litro cada 100 kilómetros. De momento, se podrá optar por dos variantes turbo de 3.0 litros de cilindrada. El modelo Carrera con 370 caballos y el Carrera S con 420 CV, que equipa un turbo con compresores modificados, un sistema de escape específico y una nueva gestión del motor.
En el exterior del 911 se encuentran nuevos faros, con luces diurnas de cuatro puntos, manillas de las puertas integradas en la carrocería, mientras que el capó trasero se ha rediseñado y también los grupos ópticos posteriores. A bordo, se ofrece un nuevo sistema Porsche Communication Management, que de serie incluye una pantalla táctil con la que controlar diversas funciones del vehículo. Y un nuevo volante, basado en el del 918 Spyder.
En cuanto a las prestaciones, el Carrera Coupé con cambio PDK y el paquete Sport Chrono acelera de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos, dos décimas más rápido que el anterior. Por su parte, el Carrera S con esta misma configuración lo hace en 3,9 segundos, y se convierte en el primer 911 Carrera que baja de los 4,0 segundos. Por lo que se refiere a la velocidad máxima, 295 y 308 km/h, respectivamente. Y si hablamos de consumos, el 911 Carrera con la transmisión PDK consume ahora 7,4 l/100 km, mientras que el Carrera S con el mismo PDK ha homologado 7,7 l/100 km.
Junto al Paquete Sport Chrono, el 911 Carrera dispone ahora entre las opciones de un selector de modos de conducción en el volante, derivado del que tiene el 918 Spyder para el sistema híbrido. El selector de modo tiene cuatro posiciones para diferentes tipos de conducción: ‘Normal’, ‘Sport’, ‘Sport Plus’ e ‘Individual’. Dependiendo del equipamiento, este último modo permite al conductor configurar diversos ajustes del vehículo según sus preferencias, por ejemplo, el sistema de suspensión activa PASM, los soportes dinámicos del motor activos, los programas de cambio para la transmisión PDK y el sistema deportivo de escape.
En las versiones con cambio PDK, el conmutador de modos de conducción cuenta con un botón adicional, el ‘Sport Response Button’, que acondiciona el tren de rodaje para una aceleración máxima durante 20 segundos, algo muy útil en casos como prepararse para un adelantamiento.
Para ofrecer una mejor relación entre el confort de marcha y la deportividad, el nuevo 911 Carrera incluye de serie el nuevo chasis con el sistema PASM, o lo que es lo mismo, la suspensión activa, que rebaja la altura al suelo en diez milímetros en marcha, con lo que se mejora la estabilidad en las curvas rápidas. La dirección activa en el eje trasero es una tecnología del chasis que llega al 911 Carrera de la gama de sus hermanos mayores, los 911 Turbo y 911 GT3. Con ella se mejora el comportamiento en curvas, se gana en estabilidad a alta velocidad y en maniobrabilidad en el tráfico urbano.

 

 


08/10/2015